LA LINDE, 1-2013

Arqueología de la Guerra Civil:

 

 

INVESTIGACIÓN DE LOS GRAFITIS

 

REALIZADOS DURANTE LA GUERRA CIVIL

 

Y LA POSGUERRA ESPAÑOLA.

 

Aplicación de una propuesta de Modelo de Estudio

a un caso concreto ubicado en la zona de la Plana Baixa (Castelló).

                                                      

  Irene Monllor López. 

 

1.- Introducción.

El texto expuesto a continuación es el extracto de un proyecto de investigación llevado a cabo como Tesis Final de Master (TFM) dentro de los estudios de Posgrado en Conservación y Restauración de Bienes Culturales de la Universidad Politécnica de Valencia. Las tareas de investigación se iniciaron en enero de 2012 y fue defendido ante tribunal en septiembre del mismo año. A través del mismo, se pretendió establecer el estado de la cuestión en la investigación sobre esta peculiar forma patrimonial, los grafitis realizados durante la Guerra Civil y Posguerra. Se partió de una intensa revisión bibliográfica, archivística y hemerogáfica, desarrollando simultáneamente tareas de campo como entrevistas, prospecciones, estudios in situ de casos y registros fotográficos sistemáticos. Con todo ello se determinaron las posibles vías hacia las que avanzar en la investigación sobre esta parcela de conocimiento, poco trabajada por el momento. Finalmente se llegó a la tesis de que resultaría oportuno desarrollar un Modelo de Estudio científico para este tipo de Patrimonio basándose en la metodología arqueológica y en el ámbito de la Conservación y Restauración de Bienes Culturales. En resumen, el proyecto, pretende ampliar el campo de conocimiento sobre esta vertiente dentro del Patrimonio procedente de la Guerra Civil española que son las inscripciones o grafitos, para fomentar, en última instancia, la conservación para así permitir su legado a futuras generaciones.

En el presente artículo se introducen algunas de las ideas extraídas como conclusión del trabajo anteriormente citado y se expone un ejemplo de entre los casos estudiados al que se aplica el Modelo de Estudio diseñado.

 

2.- Sobre el concepto de grafiti.

“La teoría de Garí es que todo el mundo ha realizado

una pintada en algún momento de su vida y

que son una plaga de la sociedad moderna” [1]

Graffiti es un vocablo importado del ámbito italiano, aunque plenamente arraigado en nuestra lengua[2] . El término se incorporó al ámbito académico internacional a mediados del siglo XIX a través del historiador napolitano R. Garrucci[3]. La mayoría de investigaciones en el ámbito de las inscripciones históricas emplean este término (graffiti). Define a un tipo de marcas o inscripciones realizadas, normalmente, sobre soportes murales[4]. Aunque también los encontramos realizados sobre otros elementos constitutivos de las estructuras arquitectónicas (pavimentos, cubriciones, sistemas de cerramiento como puertas, etc.). Por lo general, se componen de una parte verbal y otra icónica. Podemos encontrar casos en los que aparecen las dos vertientes en una única representación (imagen y texto), y muestras en las que únicamente se encuentra presente una de las dos. Habitualmente, se establece entre ambas partes una relación simbiótica: la imagen ilustra el texto y el texto complementa la imagen.

Esta heterogeneidad visual-verbal recuerda la idea de Aristóteles sobre la tendencia a que los discursos sean mixtos, porque en ellos se mezclan palabras, sonidos e imágenes. Y, de entre todas las particularidades de esta forma de expresión, debemos destacar el carácter de espontaneidad que domina el proceso creativo[5] .

En los últimos años hemos asumido que esta forma de expresión, más o menos espontánea, de la cultura popular, forma parte de nuestro Patrimonio. Se han planteado proyectos para la conservación de esta forma patrimonial, como es el caso del East Side Gallery del Muro de Berlín. Se organizan exposiciones, seminarios, congresos, actividades y jornadas que fomentan su producción y estudio, reconociendo su valor artístico y cultural, como el festival Poliniza que organiza la propia Universidad Politécnica de Valencia. Existen numerosas publicaciones de estudios y proyectos de investigación centrados en inscripciones arqueológicas de todas las épocas en distintos marcos geográficos. Estas investigaciones se centran tanto en el estudio iconográfico, como en su contenido iconológico, indagan sobre la naturaleza fisicoquímica de los elementos constituyentes de dichas inscripciones, atienden a cuestiones de tipo conservativo e incluso plantean intervenciones restaurativas. Podemos encontrar publicaciones sobre grafitis prehistóricos, de la Antigüedad grecolatina, medievales, modernos o contemporáneos. Incluso, tenemos a nuestra disposición algunos ejemplos de investigaciones que tratan específicamente el tema de los grafitis de la Guerra Civil española[6] . Pero, tras la revisión documental realizada durante la fase de investigación, se consideró que existe un cierto vacío dentro del campo de estudio sobre los grafitis históricos de nuestra Historia reciente. Y es precisamente esa laguna la que ha servido de leitmotiv para el desarrollo de este estudio.

 

3.- Los grafitis de la Guerra Civil española y Posguerra.

“…además de destruir edificios, ciudades y pueblos enteros,

la Guerra produjo su propio patrimonio, en el sentido de configurar lugares,

monumentos y edificios emblemáticos en torno a los hechos fundamentales

de la guerra, sus batallas, sus frentes, resistencias…”[7]

 

Como vemos, el propio conflicto nos legó un nuevo e inmenso paisaje patrimonial, en el que aún queda mucho por indagar para asegurar su conservación futura.

Existen numerosos ejemplos de inscripciones[8] , graffitis, grabados, grafitos, gliptografías, incisiones, etc., ejecutados durante el conflicto bélico (y tras este) sobre estructuras arquitectónicas que desempeñaron alguna función a lo largo de la contienda[9].

La peculiaridad de dichas inscripciones es que resultan ser testimonios directos de los protagonistas del acontecimiento (la Guerra)[10] .

A través de la revisión bibliográfica llevada a cabo para la realización de este trabajo de investigación, se ha detectado una preocupación generalizada entre los investigadores dedicados a este campo en concreto: el estudio de inscripciones históricas. Esa inquietud despierta como consecuencia de la falta de atención que reciben los grafitos como objeto de estudio histórico-científico. Pero, como veremos a continuación, son merecedores de investigaciones ya que mantienen similitudes con el resto de formas patrimoniales en lo que atañe a su valor:

    • Testimonial. Como fuente primaria o testimonio directo, al igual que otras tipologías de documentos como cartas, autobiografías, diarios, etc. Se trata de “un valioso testimonio para reconstruir la historia” que además es poseedor de un carácter popular importante al no estar controlados por los estamentos oficiales, surgiendo de modo espontáneo, casi automático (recordemos la teoría de Garí expuesta al inicio del apartado 2).[11]
    • Etnográfico y psicosociológico. A través de estos testimonios, podemos obtener datos en el ámbito de la psicología, etnografía, cultura y sociología que no pueden ser obtenidos de otro modo. No tienen porqué narrar acontecimientos, pueden expresar una idea, pero siempre mantienen ese “impulso autobiográfico” a pesar de ser anónimas en ocasiones.“Originariamente la razón definitiva que explica la existencia de la mayor parte de los grafitos es la autoafirmación del yo de muchas personas, deliberada o inconscientemente, manifestada en un dibujo, un texto o una firma con una fecha; algunos de los grafitos conservados surgieron como consuelo del que sufrió la soledad (…)”[12] o bien la añoranza, o el simple tedio de la espera del fin del enfrentamiento, como seguramente sería el caso de los ejemplos ubicados en la zona objeto de estudio (La Plana Baixa, Castelló).
    • Histórico. Evidentemente son poseedores de un valor histórico indiscutible a pesar de que Aún hoy, resulta muy costoso que este discurso se acepte como un posible objeto de investigación”[13] Va más allá de los elementos léxicos y visuales que los componen, se trata de una forma de expresión enmarcada en un espacio temporal. Se produjo en un momento determinado, en un lugar concreto, en una situación política, económica, social, ideológica y cultural determinada. Y fue ejecutado por un individuo en particular, que vivió y se vio influido por todo ello durante el momento del proceso creativo al ser contextualmente dependiente.
    • Artístico-estético. Como veremos en algunos casos concretos, en los que subyace un valor artístico destacable, no demasiado común en el caso de las inscripciones del conflicto bélico desarrollado en España entre 1936 y 1939.

Se plantean múltiples dificultades a la hora de afrontar esta variante patrimonial desde el punto de vista científico (desde una perspectiva arqueo-conservativa). Partiendo del problema para definir esta forma de expresión, el desconocimiento sobre sus características, sus elementos constituyentes y la respuesta de su naturaleza físico-química ante los distintos agentes de deterioro.

La principal diferencia entre estos grafitis y otras formas de documentos directos de este conflicto es su cualidad de bien inmueble[14] . Al estar ejecutadas sobre los elementos estructurales de conjuntos arquitectónicos presentan una dependencia (física y simbólica) característica. Estos restos, tanto en su vertiente verbal (escritura) como los motivos figurativos (imágenes)[15] que las componen han empleado como soporte por lo general, materiales inorgánicos como morteros, sillería, muros de ladrillos, etc. Esa dependencia del elemento edilicio hace que se encuentren más próximos a la especialidad que estudia el Patrimonio mural. Sin embargo, apenas existen iniciativas procedentes de grupos de expertos competentes en el campo de la Restauración-Conservación de Patrimonio mural dirigidas a restos de grafitis realizados durante el conflicto bélico.

Suele darse el caso de hallazgos accidentales de restos de grafitis e inscripciones durante intervenciones restaurativas en arquitecturas históricas. Como ya hemos comentado con anterioridad, los restos de inscripciones del conflicto bélico pueden estar presentes en cualquier ámbito arquitectónico, bien en estructuras edilicias levantadas ex profeso como hospitales de sangre, bunkers, trincheras, refugios, etc; o bien, en espacios reaprovechados construidos con anterioridad a la guerra como: masías empleadas como puestos de comandancia provisional, casetas de huerta usadas como refugio para pernoctar, bibliotecas, otros edificios públicos de grandes dimensiones e incluso iglesias.

Un dato a destacar es el estado ruinoso en el que se encuentran la mayoría de las estructuras. En el momento en el que se inician proyectos para su recuperación o derribo, al estar abandonados y ser accesibles, se descubren en su interior grafitis o incisiones.

Hasta hace relativamente poco tiempo, no se les daba el valor patrimonial que poseen y se ignoraban o destruían sin dejar documentación sobre los mismos. En la actualidad, en la mayoría de ocasiones, se tiende a documentarlos para dejar constancia de su existencia y, en el mejor de los casos, se protegen de algún modo para asegurar su permanencia. Pero normalmente no se les da prioridad. Suelen ser entendidos como formas de expresión con carácter efímero y anecdótico.

Una de las principales ideas que se pretende transmitir a través de este proyecto es la falta de atención que reciben estos restos por parte de la comunidad de expertos en la disciplina de la Conservación-Restauración patrimonial y en el ámbito arqueológico. Existen algunos grupos de investigadores que desarrollan estudios epigráficos de los grafitis de la Guerra Civil española y se han publicado algunos artículos dentro del ámbito científico (aunque son más bien escasos), pero siempre se le da un enfoque puramente iconográfico-iconológico. Se determina la temática, las características formales, se estudia el contexto histórico en el que se enmarcan y se documentan y catalogan los restos[16] .

No se suele profundizar en otros aspectos de vital importancia como: una caracterización de la naturaleza físico-química de los elementos que constituyen los restos (el soporte y la composición de sus estratos, materiales empleados, añadidos posteriores como capas de encalado, etc.). Tampoco se suele evaluar el estado de conservación que presentan, ni se determinan las causas de alteración y mucho menos se plantean propuestas de intervención para su conservación. Sin duda, estas carencias responden a la ausencia de un enfoque desde la perspectiva de la Conservación-Restauración en dichos estudios.

A través del presente artículo, se pretende mostrar una propuesta de Modelo de estudio diseñada específicamente para esta forma patrimonial, basándose en un enfoque pluridisciplinar, aplicado al estudio de un caso concreto, expuesto en el siguiente apartado.

 

4.- Propuesta de un Modelo de Estudio aplicado a un caso concreto.

El ejemplo que ha servido como objeto de estudio se ubica en la provincia de Castelló, dentro de la Comarca de la Plana Baixa, y está en estrecha relación con los acontecimientos asociados a la Línea defensiva XYZ. Principalmente, aquellos que se encuentran enmarcados en la Campaña u Ofensiva de Levante dentro de la Comunitat Valenciana, aunque esta ofensiva se desarrolló a lo largo de una zona más amplia que afectó también a tierras aragonesas y castellanas de las provincias de Teruel y Cuenca.

Precisamente porque los acontecimientos que se desarrollaron en dicha ubicación propiciaron la producción de una amplia gama de grafitis, de una variedad importante desde el punto de vista de la investigación.

 

    1. Datos generales:

El caso expuesto se refiere al siguiente grafiti:

  1 a

2 esbozo

 Fotografía general y esbozo digitalizado del contenido de la inscripción.

 

Se trata de uno de los ejemplos más sobresalientes, en cuanto a su calidad estético-artística, en la zona de la Plana Baixa. Además de presentar valores de tipo: testimonial, sociológico, etnográfico, simbólico e ideológico. No se muestra la autoría ni la fecha concreta de ejecución, pero a través del estudio de la documentación disponible, sobre la actividad en la zona durante el conflicto bélico, se ha podido contextualizar cronológicamente su realización sobre el verano de 1938.

 

 

b.  Análisis:

 Consta de una consigna escrita en tres líneas que ocupa la parte derecha de la misma y un dibujo antropomórfico situado a la izquierda. El contenido del texto, aunque hay fragmentos que se han borrado, es el siguiente:

 

“La capacitación/ es clave fundamental/ para lograr la victoria” .

 

La representación iconográfica es de tipo antropomórfico, representa una figura masculina, un soldado ataviado con la indumentaria reglamentaria, incluyendo el casco y abrigo. Se muestra únicamente el busto del personaje y sostiene entre sus manos un libro abierto que parece estar leyendo.

La inscripción tiene 1 metro y 40 centímetros de ancho y 55 centímetros de altura y está realizada con pintura negra aplicada directamente sobre la pared. El tipo de pintura empleada para ejecutar dicha inscripción no se ha podido determinar por el momento. Resulta visible el intento de algún visitante de remarcar la inscripción a través de ralladuras sobre el trazo pintado, produciendo incisiones irregulares. El soporte es el propio mortero que enluce las paredes exteriores de la edificación. Se trata de un mortero de cemento muy tosco y con acabado rugoso no uniforme, sobre un muro de ladrillo prefabricado. Tiene carácter bidimensional y no parece constar de dibujo preparatorio previo.

 

Para una comprensión plena de los restos, resulta necesario establecer un marco geográfico e histórico de los hechos que propiciaron la creación de la inscripción estudiada. El ejemplo en cuestión se enmarca dentro de la Campaña de Levante. Los acontecimientos que rodean la creación de esta inscripción se relacionan con las Líneas defensivas republicanas, entre las cuales destacan: la de Levante, la de Teruel y la XYZ, también conocida como Línea Matallana.

 

Se trata de un conjunto de estructuras militares de carácter defensivo que se construyeron en el año 1938 para uso de las tropas republicanas, con la función de frenar el avance de las tropas atacantes hacia Valencia, capital del Gobierno republicano desde noviembre de 1937[17] y zona estratégica por su carácter portuario. Todo ello enmarcado dentro de la denominada Ofensiva o Campaña de Levante, como ya hemos mencionado.

 

En la primavera de 1938, y a través de la Ofensiva de Aragón, las tropas rebeldes habían conseguido abrirse hacia el Mediterráneo por Vinaròs, controlando la mayor parte del territorio de la provincia de Castellón. El territorio Republicano quedaba por tanto dividido en dos sectores. El avance hacia Cataluña (que había quedado aislada) se frenó redirigiendo el ataque hacia Valencia. Los Cuerpos del Ejército de Castilla y Galicia (comandados respectivamente por J. E. Valera y A. Aranda) iniciaron su ofensiva hacia el sur levantino. La resistencia republicana, atrincherada en estas líneas defensivas, evitó el avance de las tropas rebeldes hacia Valencia en julio de 1938. Esta fase de la contienda bélica supuso un duro golpe al bando sublevado por las numerosas bajas.

 

Las líneas están constituidas por una red de trincheras y refugios adaptados a la escarpada orografía del territorio, y se extienden por el norte de Valencia, al sur de la Sierra de Javalambre y de la Sierra de Espadán[18] . De estas líneas defensivas, quedan restos en mejores o peores condiciones de conservación dependiendo de cada zona. Pero además de las estructuras construidas ex profeso durante la contienda, se reocuparon espacios existentes en la zona, al servicio de las tropas. Se emplazaron en masías, casetas de huerta, edificios públicos, etc. Se usaron como hospitales de sangre, refugios, puestos de comandancia, etc. En muchas de ellas, tanto en las construcciones realizadas durante el conflicto como en las edificaciones reocupadas (como es el caso que nos ocupa), encontramos restos de grafitos ejecutados durante el conflicto.

 

Se trata de una zona especialmente significativa durante el conflicto bélico, sobre todo a partir del verano de 1938. Uno de los momentos determinantes llegó en julio de ese año (entre la madrugada del 24 y el 25), como consecuencia del desarrollo repentino de una ofensiva en el Ebro, las tropas rebeldes se ven obligadas a modificar sus planes y abandonar la ofensiva sobre Valencia. El frente quedó fijado entre Almenara y Nules durante varios meses y, es por ello, por lo que en esta zona se desarrollaron tantos ejemplos de grafitos de este período concreto.

De entre los municipios estudiados, podemos destacar, la situación de “…la localidad de la Valld’Uixò (…) en primera línea de fuego (…). Esta situación se mantuvo más o menos estable hasta el final del conflicto armado en abril de 1939” que es el municipio al que pertenecen estos restos.[19]

 

En este estudio, nos centramos en un ejemplo de uno de los conjuntos más ricos de la zona, en una masía de principios del siglo XX, ubicada en zona de huerta conocida como el Mas de Gil[20] .

 

Las inscripciones fueron objeto de estudio por primera vez en 2004 a través de una publicación del escritor y periodista Nel.lo Navarro. Con posterioridad fueron retomadas y estudiadas desde la perspectiva arqueológica por Joan Antoni Vicent Cavaller y Estanislau Lengua Martínez. Sus nuevas aportaciones se centraron en un trabajo de catalogación y registro atendiendo a la metodología arqueológica. Completaron su investigación con tareas de revisión documental para aportar mayor luz sobre el contenido iconológico del conjunto. Su estudio se centró en el Mas de Gil aunque abarcó otras inscripciones en edificaciones cercanas, para complementar el estudio y relacionar los restos con los acontecimientos acaecidos en el lugar[21] .

 

La edificación presenta una planta rectangular. En su interior se distribuyen distintas estancias, que parten de un pasillo central, al cual podemos acceder a través de la entrada de las “cocheras”, en la parte trasera, o por el poche cubierto en la parte delantera, lugar en el que se ubica la entrada principal y algunas de las representaciones de mayor valor desde el punto de vista estético.

 

En este caso, nos centramos única y exclusivamente en uno de los grafitis ubicados en la entrada principal del Mas de Gil, en la parte exterior, en la pared derecha de acceso al interior desde el porche.

 3 a

 Vista general del acceso desde el porche. Podemos apreciar la presencia de inscripciones en los espacios entre puerta y ventanas.

 

             La estructura que sirve de soporte a las inscripciones que nos disponemos a estudiar, es una edificación en desuso y en estado ruinoso, sigue siendo de propiedad privada, pero no se utiliza para ninguna función, a pesar de que los campos circundantes de naranjos siguen explotándose.

 

No se conoce el uso específico del Mas durante la contienda. El autor Nel.lo Navarro consideró la posibilidad de que fuese empleado como hospital de primeros auxilios durante un tiempo, pero no se ha podido confirmar.[22]

 

           A nivel estético, una de las cuestiones a destacar es el nivel de perfección en la técnica del dibujo. Se ha barajado en distintos estudios la posibilidad de pertenecer a un autor con formación académica en el ámbito de las bellas artes, algo muy poco común. El estudio ortográfico y grafológico pueden llegar a confirmar, al menos, la hipótesisde haber sido realizadas por un autor con cierta formación académica.

Sobre el contenido iconológico, debemos destacar la abundancia de consignas del mismo tipo que animaban a los soldados del Ejército Popular a instruirse en la época. Correspondían a una campaña de lucha contra el analfabetismo organizada desde el Ministerio de Instrucción Pública que, en el frente de guerra, se llevaba a cabo mediante las denominadas “Milicias de la Cultura”. “Ejemplos de esta campaña los encontramos sobre todo en los abundantes carteles editados por el Ministerio de Instrucción Pública destinados a concienciar a los soldados en la necesidad de aprender a leer y de culturizarse. Así vemos carteles con consignas similares como “Leed. Combatiendo la ignorancia derrotareis al fascismo”, “Las Milicias de la Cultura luchan contra el fascismo combatiendo la ignorancia”, “Para asegurar la victoria estudiemos la técnica militar” o “El analfabetismo ciega el espíritu. Soldado instrúyete”. Con referencia al dibujo que ilustra la inscripción, la iconografía utilizada está inspirada, posiblemente, en algunos de estos carteles editados durante la guerra por el Ministerio de Instrucción Pública”.[23]

 4 tarjeta postal

Tarjeta postal de campaña con una iconografía similar a la que presenta la inscripción estudiada.

 
 

           c. Estado de conservación:

Las principales patologías que presenta responden a los agentes de deterioro derivados de su ubicación a la intemperie. Podemos apreciar la acumulación de suciedad en superficie. En el caso de los surcos incisos a posteriori, el cúmulo de suciedad es mayor en las zonas en las que presenta mayor profundidad en el trazo. Podemos apreciar la presencia de manchas producidas por el surgimiento de colonias de microorganismos-líquenes que han producido ácidos orgánicos en sus ciclos propiciando daños importantes. La presencia de manchas de humedad, por capilaridad y por infiltración, resulta evidente. El mortero se encuentra descohesionado y se han producido daños mecánicos que comienzan a dificultar la legibilidad de las inscripciones. Sorprende el buen estado de la policromía, a pesar del atentado a través de incisiones para remarcar su trazo. Posiblemente se empleara una pintura de fabricación industrial, aunque no se ha podido determinar.

 5 6

 Algunas de las patologías anteriormente mencionadas. Los problemas mecánicos del soporte se encuentran presentes en todo el conjunto arquitectónico.

 

            Pero, el principal problema de conservación que presenta procede de agentes de deterioro de tipo antrópico. Recientemente se han ejecutado nuevos grafitis que responden a motivos de desacuerdo con la ideología que posiblemente poseía el autor. Las nuevas incisiones invaden parte del grafiti original, es por ello por lo que resultaría conveniente proponer al propietario un proyecto para impedir la accesibilidad al conjunto, e intentar que la administración local se implique en el proceso de conservación de este grafito y del conjunto del que forma parte.

 foto flecha

 Detalle de uno de los nuevos graffitis en el que se representa un águila, asociada a la simbología franquista.

 

            d.Conclusiones del caso de estudio concreto:

A través del presente estudio de un caso en concreto, ha quedado constatada la presencia de soldados del bando republicano en la Finca de Gil. El estudio de los restos de grafitis hallados en dicha edificación y otras inscripciones ubicadas en conjuntos edilicios próximos, unido al trabajo de documentación, ha permitido corroborar que se trata de restos pertenecientes al momento del conflicto bélico. Por otro lado, contamos con el apoyo de investigaciones fundamentadas relacionadas con dichos grafitis, desarrolladas con anterioridad a este trabajo[24] . Resulta evidente la importancia de dicho conjunto, por su variedad iconográfica, su contenido iconológico, valor histórico y, por encima de todo, por su calidad artístico-estética, algo muy poco común en el panorama general de inscripciones de este período. El conjunto de inscripciones presentes en la Finca de Gil, nos aportan información sobre la vida cotidiana de sus moradores (combatientes republicanos), su identidad, sus pensamientos, preocupaciones y aspiraciones. Tal y como apuntan J. A. Vicent Cavaller y E. Lengua Martínez en su artículo “Inscripciones y grabados republicanos de la finca de Gil (la Vall d’Uixò): nuevas aportaciones”.

El caso que exponemos a través de este estudio, se acompaña de otras inscripciones distribuidas por el conjunto edilicio, más comunes dentro del panorama general de grafitis de la Guerra Civil. La calidad artística de este ejemplo es lo que ha influido en la elección del mismo para presentar este Modelo de Estudio.

Ha quedado patente la situación de riesgo que presentan dichos restos. La facilidad de acceso, el abandono de la estructura y la falta de conocimiento sobre el valor patrimonial que poseen, son factores que fomentan la degradación de las inscripciones. Es por ello por lo que resultaría conveniente iniciar proyectos para su protección con carácter de urgencia.

 

 

5.- Conclusiones.

A través de la observación y estudio de casos reales en una zona determinada de la Plana Baixa, se han podido establecer las características de esta forma patrimonial de gran valor. Además, se ha detectado una situación de urgencia respecto al estado de conservación que presentan y la necesidad de establecer medidas para su protección.

Es por ello, por lo que se ha diseñado una propuesta de Modelo de Estudio complementario desde la perspectiva conservativa, con la intención de fomentar la concienciación sobre su importancia y en última instancia promover su conservación para asegurar, de algún modo, que futuras generaciones tengan la posibilidad de experimentar el pasado a través de sus vestigios materiales, ya que son símbolos identitarios de nuestra cultura, de nuestra propia Historia.

“Los grafitos –como manifestación expresiva- subrayan la coexistencia de diversos parámetros sociolingüísticos que aportan datos intrínsecos sobre el emisor, el mundo que le rodea y su intención comunicativa.”[25] Los parámetros socioculturales compartidos entre emisor (autor) y receptor, son los que definen y delimitan este campo de actuación, el de la conservación de estos restos. Convivimos con los grafitis, y en ellos reside cierto valor semántico, cierto contenido en su parte verbal e icónica. Por tanto, los soportes sobre los que se han ejecutado, deben ser entendidos como canales de transmisión de un mensaje. El mensaje de un testigo de un contexto muy concreto: La Guerra Civil española. La conservación del mensaje resulta necesaria, por ello se plantea la necesidad de documentar los restos. La conservación del canal de trasmisión es un asunto en el que aún queda mucho por indagar.

Las inscripciones se encuentran supeditadas a una estructura inmueble que sirve de soporte en un doble sentido: desde el punto de vista material, como sustentante y, además, como nexo de unión con el contexto geográfico e histórico que propició su realización. Por todo ello, se ha llegado a la conclusión de la necesidad de abogar, en lo posible, por la conservación in situ.

 

El principal objetivo de la mayoría de los proyectos realizados, en el ámbito patrimonial de la Guerra Civil, hasta el momento, es la recuperación de la memoria de nuestro pasado más reciente tras muchos años de falta de información objetiva. Como medio educativo para las generaciones presentes y futuras, desvinculándose de cualquier tendencia política o ideológica, únicamente atendiendo a la necesidad de obtener conocimiento científico, tal y como se ha hecho en el presente estudio al contemplar ejemplos de ambos bandos. Con todo ello se pretende potenciar los valores democráticos, la igualdad y tolerancia común, para una convivencia amable, aunque para esto, según se ha podido observar al desarrollar el presente estudio, todavía necesitemos cierta perspectiva histórica.

 

                                                                                                                          

 

Bibliografía:

 

BALLESTA, J. Y RODRÍGUEZ GALLARDO; Camposancos, una imprenta de presos del Franquismo, Complutum, Vol. 19 (Nº2): 17-21, 2008.

BARRERA MATURANA, J. I.; Grafitos y memoria histórica: la tapia del cementerio de Granada, en XVIIe Colloque International de Glyptographie de Cracovie, organizado por el Centre International de Recherches Glyptographiques (C.I.R.G.) 2010.

BARRERA MATURANA, J. I.; Grafitos del primer franquismo en la fachada de la antigua prisión provincial de Granada. Dentro del Proyecto “Todos (…) los nombres” de la Asociación andaluza Memoria Histórica y Justicia y la Confederación General del Trabajo de Andalucía, 2010.

BENAVENTE SORIANO, J. A.; Los graffiti del Bajo Aragón: un frágil patrimonio pendiente de protección, recuperación y valoración, Al-Qannis, Taller de Arqueología de Alcañiz, vol. 9: 157-174, 2002.

FALDI, M. y PAOLINI, C.; Tecniche fotografiche per la documentazione delle opera d´arte. Quaderni del l´Instituto per l´art e il restauro. Florencia, 1987.

GARÍ, J.; Análisi del discurs mural: cap a una semiòtica del grafiti, València: Universitat de València, 1994.

GARÍ, J.; Signes sobre pedres: fonaments per a una teoria del grafiti, Alacant: Universitatd’Alacant, 1993.

GONZALEZ GOZALO, E.; “Los graffiti históricos y las pinturas murales populares. Primer paso para su protección y salvaguarda en el ámbito del patrimonio cultural”, Palma de Mallorca: Boletín de la Sociedad Arqueológica Luliana , (nº 469): 271-274. 1990.

GONZÁLEZ FRAILE, J. y NAVAJAS CORRAL, O.; Trabajando en la identidad: Recuperación del patrimonio de la Guerra Civil, VI Congreso Internacional "Restaurar la Memoria": La gestión del patrimonio: hacia un planteamiento sostenible, 31 de octubre, 1 y 2 de noviembre de 2008, Valladolid, Vol. 1, 163-169. 2010.

MUÑOZ-BASOLS, J.; Los grafiti in tabula como método de comunicación: autoría, espacio y destinatario. Revista de dialectología y tradiciones populares, 389-426, 2010.

MUÑOZ VIÑAS, S.; Teoría contemporánea de la Restauración, Madrid: Síntesis, 2003.

 NAVARRRO, N.; El missatge del soldat Julián Carrillo, una inscripció mural de la Guerra Civil de 1936-1939 recuperada a la Valld’Uixò, Lligams: una lectura interdisciplinària de la Història (nº 9): 24-26, 2011.

 NAVARRO, N.; El conjunct d’inscripcions i grafits de l’exèrcit popular conservats en un antic hospital de camp”. Aigualit: revista del Centre d’EstudisVallers, (nº 9): 39-45, 2004.

 ORTIZ, C.; Destrucción, construcción, reconstrucción, abandono. Patrimonio y castigo en la posguerra española, Hispania Nova: Revista de historia contemporánea, (nº10), 2012.

 PIQUERAS SÁNCHEZ, N.; En defensa de la cultura: Valencia capital de la República (1936-37): (Exposición) La Nau-Universitat de València, 31 enero al 30 marzo 2008, (catálogo), València: Universitat de València, 2008.

 SALAS LARRAZÁBAL, R.; Historia del Ejército Popular de la República, Madrid: La Esfera de los Libros, 2006.

 SERRA BARCELO, J.; “Graffiti de presos y asilados. El caso de Mallorca”, Pontevedra: Actas del V Coloquio Internacional de Gliptografía, 915-933, 1996.

 THOMAS , H.; La Guerra Civil Española (2 Vol.), Debolsillo, 2003.

 VELASCO, C., CELDÁN, E. y ANDÚGAR, L.; Estudio histórico-documental y gráfico de la cortijada y ermita del Pozuelo (Lorca, Murcia), Alberca: revista de la Asociación de Amigos del Museo Arqueológico de Lorca, (nº. 9): 179-200, 2011.

VICENT CAVALLER, J. A y LENGUA, E.; Inscripciones y grabados republicanos del chalet de la finca de Gil (la Vall d’Uixò): nuevas aportaciones; ORLEYL: revista de l’Associació Arqueològica de la Vall d’Uixò, (nº 4): 105-129, 2007.

 VV.AA; Departamento de Conservación y Restauración de pintura de caballete y retablos de la UPV. Obras restauradas, curso 2000-2001, Valencia, 2002.

 VV.AA; El patrimonio arqueológico de la guerra civil. La protección de espacios asociados a la guerra civil española, Bolskan: Revista de arqueología del Instituto de Estudios Altoaragoneses (Ejemplar dedicado a: XXII Congreso Nacional de Arqueología), (nº 21): 171-180. 2004.

 VV.AA; El patrimonio arqueológico de la guerra civil: la necesidad de su conservación como testimonio de una época, Madrid: Pátina, (nº. 12): 125-134. 2003.

 VV.AA; Els grafits de les Brigades Internacionals de l’ ésglésia del castell de Castelldefels (1938-1939), Barcelona: Diputación de Barcelona, Servei del Patrimoni Arquitectònic Local, 1996.

VV.AA; La guerra Civil en el Alto Palancia: la comarca en la defensa de Valencia, 1938. Instituto de Cultura del Alto Palancia, ICAP, 2012.

 VV.AA; Un grafito histórico antropomorfo del siglo XVIII de Lorca (Murcia). Nuevas aportaciones a partir de su extracción, consolidación y revisión, Alberca: revista de la Asociación de Amigos del Museo Arqueológico de Lorca, (nº 9): 201-205, 2011.

 

 
 

Direcciones en la Red (consultadas entre enero y julio de 2012):

 

 

Agradecimientos

 Gracias:

 

A Miguel por las oportunidades y paciencia; a Merche, Carlos y Nel.lo, por su tiempo; a Erik y Susana, por su interés; a Gabriel por sus peculiares valoraciones.

 

 



[1] CASILLA, A.; Una visión sociológica del spray art. El País. (6-02-1995).

[1] GIMENO BLAY, F. Y MANDINGORRA, M. L.; Los muros tienen la palabra: materiales para una historia de los graffiti”, Seminari Internacional d'Estudis sobre la Cultura Escrita, 1997.

[3] GIMENO BLAY, F. Y MANDINGORRA, M. L.; Los muros tienen la palabra: materiales para una historia de los graffiti”, Seminari Internacional d'Estudis sobre la Cultura Escrita, 1997.

[4] Existe un debate, entre los investigadores en este campo de estudio, a la hora de delimitar y caracterizar esta forma patrimonial. Ni siquiera existe un acuerdo unitario sobre la definición del término graffiti o grafito. La mayoría sí comparten la necesidad de estar supeditados a un elemento inmueble que le sirva de soporte. Paradójicamente el surgimiento de graffiti asociado a la cultura Hip Hop emplea, en un primer momento, los vagones del metro neoyorquino.

 [5] Esta última característica hace que las inscripciones arqueológicas” disten de la forma actual de expresión a través del graffitivinculado a la cultura Hip Hop. Posiblemente se ha tendido con el tiempo a una pérdida de ese sentido de espontaneidad del momento de producción, pero se ha incrementado, por otro lado, su valor como forma de representación efímera. Todo ello se encuentra íntimamente ligado a las características técnicas y matéricas de las inscripciones.

[6] Se trata de ejemplos más bien escasos, centrados en el ámbito bibliográfico español y de reciente publicación. La mayor parte de los mismos han salido a la luz en los últimos doce años y se refieren a casos particulares de estudio pocas veces abordados desde una metodología de investigación científica.

[7] ORTIZ, C.; Destrucción, construcción, reconstrucción, abandono. Patrimonio y castigo en la posguerra española, Hispania Nova: Revista de historia contemporánea, (nº10), 2008.

[8] “Inscripción.(Del lat. inscriptĭo, -ōnis) 2. f. Escrito grabado en piedra, metal u otra materia duradera, para conservar la memoria de una persona, de una cosa o de un suceso importante. ”Diccionario de la Lengua Española - Vigésima segunda edición. Disponible en: http://www.rae.es/rae.html, consultado el 15 de marzo de 2012.

[9] Búnkers o casamantas, refugios antiaéreos, trincheras, hospitales de sangre, campos de concentración, puestos de comandancia y otros, caracterizados en su mayoría por el estado de abandono y ruina en el que se encuentran.

[10] Los casos estudiados pertenecen a una zona en la que se estableció el frente durante algunos meses, esa situación propició que los propios combatientes, de ambos bandos, desarrollaran inscripciones en distintas tipologías arquitectónicas de las que hacían uso.

 [11] BALLESTA, J. Y RODRÍGUEZ GALLARDO; Camposancos, una imprenta de presos del Franquismo, Complutum, Vol. 19 (nº2): 17-21, 2008.

[12] CAMPOS, F. J.; “Grafitos en el Real Monasterio del Escorial”, Anuario Jurídico y Económico escurialense, ( nº. 43): 483-510, 2010.

[13] Ibídem

 [14] Esta característica podría no ser válida en caso de que se haya realizado una intervención de descontextualización de las inscripciones, bien con fines conservativos (como algunos de los casos expuestos en los siguientes apartados de este estudio) o por expolio. Pero en principio, desde su génesis, son creados para mantener esa estrecha relación con el conjunto edilicio que le sirve de soporte.

 [15] Esta nomenclatura: textos verbales y visuales, responde a la clasificación establecida por J. I. Barrera Maturana en “Grafitos del primer franquismo en la fachada de la antigua prisión provincial de Granada” publicado en un artículo de 2010 enmarcado en el proyecto “Todos (…) los nombres” de la Asociación andaluza Memoria Histórica y Justicia y la Confederación General del Trabajo de Andalucía.

[16] El Museo de Historia de la Vilavella inició un proyecto de recogida sistemática de inscripciones de la Guerra Civil en la zona de la Plana Baixa, del que aún no se han publicado los resultados.

[17] PIQUERAS SÁNCHEZ, N.; En defensa de la cultura: Valencia, capital de la República (1936-37): (Exposición) La Nau-Universitat de València, 31 enero al 30 marzo 2008, (catálogo), València: Universitat de València, 2008

[18] SALAS LARRAZÁBAL, R.; Historia del Ejército Popular de la República, La Esfera de los Libros, Madrid 2006.

[19] NAVARRRO, N.; El missatge del soldat Julián Carrillo, una inscripció mural de la Guerra Civil de 1936-1939 recuperada a la Valld’Uixò, Lligams: una lectura interdisciplinària de la Història, (nº 9): 24-26, 2011. Traducido por la autora del presente trabajo.

[20] NAVARRO, N.; El conjunct d’inscripcions i grafits de l’exèrcit popular conservats en un antic hospital de camp”. Aigualit, revista del Centre d’Estudis Vallers, (Nº 9): 39-45, 2004.

[21] A través de dicha investigación de campo se detectaron otros dos ejemplos, que junto a la Masía Gil, configuraban uno de los panoramas más ricos en restos de grafitis de la Guerra Civil de la Comunitat. Por un lado la villa Dolores o “casa azul”, según se cita en la documentación nacional del AGMA, y, por otro, el chalet de Lucía. Las tres edificaciones retomaron distintos usos tras el conflicto, pero sólo el mas de Gil y villa Dolores se encuentran en estado ruinoso. Conjuntamente configuran el denominado: “triángulo republicano” tal y como lo denominan Vicent Cavaller y Lengua Martínez en “Inscripciones y grabados republicanos de la finca de Gil (la Vall d’Uixò): nuevas aportaciones” revista Orleyl de l’Associació Arqueològica de la Vall d’Uixò, (nº 4): 105-129, 2007.

 [22] NAVARRO, N.; El conjunct d’inscripcions i grafits de l’exèrcit popular conservats en un antic hospital de camp”. Aigualit: revista del Centre d’Estudis Vallers, (nº 9): 39-45, 2004.

[23] VICENT CAVALLER, J. A y LENGUA, E.; Inscripciones y grabados republicanos del chalet de la finca de Gil (la Valld’Uixò): nuevas aportaciones; ORLEYL: revista de l’Associació Arqueològica de la Vall d’Uixò, (nº 4): 105-129, 2007.

[24] Como son: los estudios de Joan Antoni Vicent Cavaller y Estanislau Lengua Martínez, y de Nel.lo Navarro, anteriormente citados.

[25] MUÑOZ-BASOLS, J.; Los grafiti in tabula como método de comunicación: autoría, espacio y destinatario. Revista de dialectología y tradiciones populares, págs. 389-426, 2010.

Vuelta al Índice

Deja tus comentarios

0
Faltan claves reCAPTCHA
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios
Joomla 3.0 Templates - by Joomlage.com